J.L. Cordeiro, el ingeniero que augura la inmortalidad humana antes de 2045: “Es posible científicamente”

J.L. Cordeiro, el ingeniero que augura la inmortalidad humana antes de 2045: “Es posible científicamente”

El ingeniero venezolano José Luis Cordeiro ha recorrido esta semana cuatro ciudades españolas para presentar su último libro, ‘La muerte de la muerte’ (Deusto), donde defiende con fundamentos científico-técnicos, junto al matemático británico David Wood, que la muerte se podrá evitar antes de 2045.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El ingeniero venezolano José Luis Cordeiro ha recorrido esta semana cuatro ciudades españolas para presentar su último libro, ‘La muerte de la muerte’ (Deusto), donde defiende con fundamentos científico-técnicos, junto al matemático británico David Wood, que la muerte se podrá evitar antes de 2045.

En una entrevista con Europa Press, Cordeiro sostiene que a día de hoy ya se ha logrado “rejuvenecer” organismos, duplicar la vida en ratones, multiplicar por cuatro la vida de mosquitos e incluso por diez la de gusanos, lo que abriría las puertas a su aplicación en humanos con el objetivo de lograr la inmortalidad. “Es posible científicamente”, insiste el divulgador, que se define como un “mensajero” de estas ideas en el mundo hispano.

“La idea es rejuvenecer y no envejecer con el objetivo de vivir indefinidamente joven”, afirma el venezolano. Según explica, el cuerpo humano contiene dos tipos de células: aquellas que son “biológicamente inmortales”, como las células germinales (que producen los óvulos, los espermatozoides y las células madre), y las células somáticas, que “no envejecen” y representan el 99% del cuerpo.

Tal y como indica, las células cancerígenas estarían dentro de las germinales, de ahí que curar un cáncer resulte tan complicado, pues este tipo de células se vuelven a reproducir y a expandirse aunque sean atacadas. “El cáncer descubrió el secreto de la mortalidad”, resume Cordeiro.

Según apunta, ya se están haciendo experimentos con humanos para probar estas afirmaciones y dice que hay hasta cuatro técnicas: inyecciones de telomerasa, “cambiando cuatro genes”, con medicina regenerativa y células madre, y por último, con la “eliminación de células viejas”. “Ahora se está investigando cuál de las técnicas es mejor”, añade.

Aunque estos tratamientos son ilegales y están prohibidos en muchos países, según comenta, actualmente hay una mujer de 46 años que se está sometiendo en Colombia a una de estas técnicas –inyecciones y “fortalecimiento de las mitocondrias”–. Lleva dos años con el experimento y, según dice Cordeiro, presenta “algunos síntomas de rejuvenecimiento”.

Estos tratamientos estarán “disponibles para todo el mundo que quiera” para antes de 2045 porque serán “muy baratos”, según subraya al ser preguntado sobre el coste que tendrían este tipo de experimentos. “Todas las tecnologías del futuro van a ser baratas gracias a la nanotecnología”, sostiene Cordeiro, que pone de ejemplo el ‘smartphone’, que “hasta en los lugares más pobres de África e India todo el mundo tiene”.

LÍMITES ÉTICO-MORALES

Preguntado sobre si este tipo de experimentos son éticamente correctos o sobrepasan algún tipo de límite moral, Cordeiro responde: “El principal problema de la Humanidad, el principal desafío ético y moral, es la muerte, ¿y qué causa la muerte? El envejecimiento”.

De hecho, no considera que una hipotética ‘muerte de la muerte’ en un futuro conlleve a la sociedad a un cambio del modelo económico o social o que lleve al planeta a la desigualdad por la falta de recursos o a la sobrepoblación, ya que para él, siendo jóvenes se van a “resolver los otros problemas que haya”.

Precisamente, se ha referido al tema de la población que, en su opinión, es un “problema” pues se está “estabilizando” y, por tanto, “empezando a disminuir”, sobre todo en países europeos, entre los que se encuentra España, pero también de Asia. “Japón va a desaparecer, no habrá japoneses en dos siglos si las tendencias continúan”, asegura Cordeiro. Según dice, en Japón, China y Corea es donde más se está trabajando “en longevidad indefinida”, dado a que en estos países hay un “interés real”.

Por el contrario, dice que en España hay “muchísimo rechazo” y “por motivos religiosos”. “Me han llamado charlatán por hacer algo natural como permitir que la gente no sufra, que no envejezca”, critica. “En China se están secuenciando los genomas de los genios y de las personas súper longevas, el objetivo es que los chinos del futuro sean genios, esto lo está haciendo el Gobierno chino; si lo españoles quieren ser brutos, pues serán brutos, y si quieren morirse, pues se van a morir”, añade.

“QUE ATAQUEN EL MENSAJE, NO EL MENSAJERO”

Cordeiro también ha respondido a las acusaciones de “charlatán” que aparecieron en un artículo de ‘El País’ en el que varios científicos cargaban contra el ingeniero. “Yo soy un mensajero, si alguien quiere, que ataquen al mensaje, no al mensajero”, se defiende Cordeiro, que asegura que también se auto-denominaría “charlatán” si le hubiesen preguntado hace 20 años sobre si era posible alcanzar la “amortalidad” –término que prefiere a “inmortalidad”–, pues “la ciencia ficción de hoy puede ser la ciencia real de mañana”.

También ha criticado al sector de la medicina y de la farmacéutica por no ir “rápido” en este tipo de avances científicos, por no “entender la biotecnología” y por cometer “muchos errores”.

Pero celebra que multinacionales como Google sí estén interesados, como recoge su libro. “Está ocurriendo una disrupción en el sector médico y viene de fuera, de las compañías informáticas, compañías del conocimiento, que se dan cuenta de que el envejecimiento es un problema técnico y una enfermedad curable”, concluye.

Fuente: La Vanguardia

https://www.lavanguardia.com/vida/20180419/442746295282/jl-cordeiro-el-ingeniero-que-augura-la-inmortalidad-humana-antes-de-2045-es-posible-cientificamente.html

No Comments

Post A Comment